Enguerrand Artaz

Informe Semanal del 29/11/2021

1) ¿Fogonazo o incendio?

Hubo pánico el día después de Acción de Gracias y los inversores se despertaron con una tremenda jaqueca: los grandes índices se dejaban entre un 3 % y un 4 % en la apertura de los mercados europeos.

¿La razón? La inquietud por la aparición de una nueva variante descubierta en Sudáfrica. El gran número de mutaciones de esta variante hace temer una capacidad de transmisión más elevada que las variantes conocidas, pero también una menor eficacia de las vacunas disponibles. Por el momento, la información disponible sobre esta variante todavía es escasa y se basa en su mayor parte en simulaciones, no en datos empíricos, pero bastó para desencadenar una reacción excesiva.

También es preciso señalar que esta corrección se produce en unas condiciones de liquidez mermada por el cierre del mercado estadounidense el jueves 25 de noviembre y un horario de apertura reducido el viernes 26. Estas condiciones explican en parte el carácter errático de la reacción del mercado. Por otro lado, esta corrección se produce en un contexto especialmente propicio, ya que antes de este episodio la totalidad de los grandes índices mostraba avances superiores al 30 % desde el 9 de noviembre de 2020, el día en que se anunció la primera vacuna contra la COVID-19. Además, este movimiento alcista había sido capaz de sacudirse el riesgo sanitario a pesar de una ola ligada a la variante delta y la reaparición de las olas estacionales.

Más allá de las bolsas, la reacción fue relativamente exagerada, ya que los tipos de interés descendieron claramente en previsión de una postura más expansiva de los bancos centrales. Por valores, huelga decir que los más castigados fueron los relacionados con la reapertura de la economía, mientras que los expuestos al «quedarse en casa» fueron los menos penalizados.

Aunque esta nueva variante hace temer nuevas restricciones para reducir los movimientos de las personas, los bienes y los servicios, conviene subrayar que la crisis sanitaria que sufrimos desde hace casi dos años ha hecho que las empresas y los estados sean capaces de soportar mejor estas dificultades.

Indudablemente, todavía es demasiado pronto para juzgar si esta reacción del mercado está justificada o no, en primer lugar porque esta variante no se conoce bien y, por lo tanto, su impacto todavía es poco predecible. Resulta inquietante porque presenta numerosas mutaciones en la proteína del virus, que es la puerta de entrada en el cuerpo humano, pero todavía se desconoce su peligrosidad. Si esta fuera más grave, estaríamos sin duda ante un verdadero incendio capaz de paralizar de nuevo la economía. Sin embargo, si su peligrosidad resulta ser escasa, estaríamos simplemente ante un fogonazo y las bolsas y la economía podrían retomar sus avances con más fuerza.

 

2) Crecimiento inflacionista.

Los PMI preliminares del mes de noviembre en la zona euro, en el Reino Unido y en EE. UU. estuvieron en la línea de las cifras conocidas durante las últimas semanas y reforzaron aún más si cabe el escenario de expansión inflacionista: la demanda se refuerza con incrementos más o menos generalizados, mientras que los precios se disparan con alzas que a veces son de récord.

 

 

4) El Stock-Picking de la semana: SIKA o la química de la construcción sostenible

 

La actualidad

Esta empresa suiza, uno de los líderes mundiales en aditivos para materiales de construcción, acaba de anunciar la adquisición de MBCC, uno de los principales proveedores de productos químicos para el sector de la construcción. Esta operación de adquisición se ha cerrado en 5500 millones de CHF (5350 millones de euros aprox.), es decir, más del 10 % de la capitalización bursátil de SIKA, y abre nuevas perspectivas para esta empresa química especializada en construcción sostenible.

 

Nuestro análisis

Los plazos eran idóneos para este líder suizo. Las sinergias previstas se cifran entre 160 y 180 millones de francos suizos y pueden conseguirse cómodamente, en nuestra opinión. Es más, pueden justificar un precio de compra más elevado que el contenido en la propuesta formulada hace dos años (3200 millones). A este respecto, cabe recordar que en 2019 SIKA renunció a adquirir MBCC debido a su menor tamaño. Calculamos que las perspectivas de crecimiento podrían acelerarse gracias a esta adquisición de envergadura, pero también gracias a una innovación disruptiva diseñada por SIKA en el ámbito del reciclaje del hormigón: este gigante con sede en Baar ofrece una solución industrial denominada reCO2ver por la que se inyecta un aditivo desarrollado internamente y se captura el CO2 presente en el aire en los escombros de demolición. De este modo, se consigue obtener arena, grava y cal de calidad, elementos necesarios para fabricar hormigón. Por lo tanto, esta solución permite reducir considerablemente la huella de carbono de uno de los materiales más contaminantes del mundo y técnicamente más complejos de reciclar. En nuestra opinión, esta innovación demuestra también que este grupo industrial suizo ha iniciado seriamente su transición climática, posicionándose como un actor de referencia de la construcción sostenible.

 

Conclusión 

SIKA sigue liderando la consolidación del mercado de los productos químicos para la construcción. Este grupo industrial suizo con actividades en cien países presenta márgenes del 15 al 18 %, muy superiores a los de sus competidores, y se beneficia de un perfil del crecimiento sostenido del 6-8 % anual. Su trayectoria histórica es excepcional, tanto en lo que respecta a sus adquisiciones como a su dinámica comercial. A nuestro juicio, eso justifica su elevada valoración de 40 veces los resultados del próximo año.