<< Vuelta a las noticias

Informe semanal del 19/06/2019

1) En una semana sin tendencias pronunciadas, los mercados de valores acaban la segunda semana de junio en modestas subidas. Al principio avanzaron considerablemente, impulsados por el acuerdo alcanzado entre Estados Unidos y México. En efecto, el fin de semana pasado Donald Trump ha anunciado, a través de un tweet, la suspensión de la subida de aranceles declarada hace unas semanas, tras haber conseguido compromisos del gobierno mexicano sobre el asunto migratorio. A pesar de ello, la subida se ha desinflado rápidamente, dado que ante nosotros tenemos unos encuentros cruciales y las incertidumbres siguen siendo patentes.

La primera de ellas se refiere al conflicto comercial chino-estadounidense,  mientras que el Presidente Donald Trump anunció ayer que va a reunirse con el Presidente Xi Jinping durante el próximo G20. En efecto, Larry Kudlow, consejero económico de la Casa Blanca, ha afirmado que el Presidente de EE.UU. seguía esperando que su homólogo chino aceptara la entrevista. Además, aunque menos directamente que en las últimas semanas, se mantienen las amenazas de uno y otro lado. China afila sus armas sobre la cuestión de las “tierras raras”: los medios oficiales chinos han sugerido que los productos terminados que estén compuestos por estas materias primas podrían incluirse en las restricciones a la exportación de productos tecnológicos anunciados en respuesta a los ataques contra HUAWEIEste asunto es crucial para Estados Unidos desde el punto de vista económico, pues el poderoso sector tecnológico es altamente dependiente de estos productos, pero también desde el punto de vista geoestratégico, dado que las sofisticadas armas del arsenal norteamericano se basan esencialmente en los componentes fabricados con tierras raras. Por su parte, Donald Trump ha reafirmado que numerosas divisas se habían devaluado frente al dólar, haciéndose eco de los llamamientos al Banco Popular de China (PBoC) de no dejar que el yuan se debilite más allá del umbral de 7 yuanes por cada dólar. El responsable del PBoC, Yi Gang, ha dado a entender que el banco central podría no defender más el yuan. Así pues, la celebración de un encuentro entre Xi Jinping y Donald Trump en el G20, y lo que en él suceda, resulta ser cada día más crucial.

Sin embargo, antes de la cumbre que tendrá lugar en Japón el 28 y 29 junio, la atención se focalizará en la reunión de la FED de hoy. Después de los comentarios tan acomodaticios realizados por varios de sus miembros -y, especialmente, de su director, Jerome Powell-, se espera un giro del banco central. A pesar de que una bajada de los tipos a partir de esta reunión no está en el orden del día, los mercados esperan que la comunicación del FOMC confirme las palabras del Sr. Powell y abra la puerta a una bajada de los tipos directores, en su reunión de julio. Es probable que así ocurra, pero los inversores deberán desconfiar. La ausencia de malas noticias tras el G20, junto con una estabilización de las cifras macroeconómicas, es un escenario creíble para las semanas venideras, pero no constituiría un catalizador principal para los mercados. Sin embargo, este escenario podría disuadir a la FED de actuar sobre los tipos durante el verano. No hay ninguna duda de que, entonces, un statu quo sería mal recibido por los inversores, que cuentan con unas expectativas excesivas sobre la acción del banco central, así como su capacidad para actuar en perfecta concordancia con la evolución del ciclo económico.

Tras la corrección del mes de mayo, en las primeras semanas de junio los mercados han cobrado un vigoroso impulso. Actualmente la tendencia consiste en “esperar y ver lo que ocurre”, frente a unos vencimientos que pueden provocar movimientos significativos… e indicar la dirección de los próximos meses.

 

2) Boris Johnson ha conseguido sobradamente ponerse en cabeza en la primera votación para elegir al líder del Partido Conservador británico, que también sucederá a Theresa May en el cargo de Primer Ministro. Figura del ala dura del partido, el antiguo alcalde de Londres ha reiterado en diversas ocasiones su compromiso para que el Reino Unido salga de la Unión Europea al acabar el plazo decidido por la UE (hasta el final de octubre), con o sin acuerdo. Por lo tanto, su elección aumentará el riesgo de un Brexit sin acuerdo.

 

3) Mientras el nivel de los tipos largo se desploma cada día a niveles mínimos (en particular, el tipo alemán a 10 años ha alcanzado el récord de -0,27%), el mensaje de los mercados de tipos de interés señala, cada vez más, hacia la probabilidad de una recesión. Así pues, el indicador de probabilidad de recesión de la FED de Nueva York –que utiliza la diferencia entre el tipo a 10 años y el tipo a 3 meses– ha alcanzado el 29,6%. Ahora bien, cuando este indicador supera el 30%, históricamente se ha materializado -de forma casi sistemática- una recesión, en un plazo de 6 a 12 meses. Esta señal sólo ha resultado inválida en 1965-1966.

 

4) La selección de valores de la semana: DIASORIN – nuevos objetivos

– La actualidad. En su Jornada de Inversores, el especialista de productos para diagnóstico in vitro ha revelado sus objetivos para 2022. Unos objetivos prudentes, sin operaciones probables de crecimiento externo.

– Nuestro análisis.  Estos objetivos están ligeramente por debajo de las expectativas del mercado, especialmente en su margen de EBITDA. Se espera que este último permanezca estable a lo largo del periodo, entre el 38 y el 39%, tras haber tenido en cuenta los efectos favorables de nuevas normas que se compensarán parcialmente por las presiones sobre los precios e inversiones en el crecimiento. Asimismo, el grupo tiene previsto un crecimiento medio anual de las ventas del 5 al 9%, aproximadamente («mid to high single digit», o sea, un crecimiento mediano a alto, de un solo dígito), con un volumen de negocios de 889 millones de euros en 2022. El flujo de tesorería disponible que se prevé para este periodo es ligeramente superior a las expectativas, de 700 a 750 millones de euros, teniendo en cuenta los gastos de inversión, comprendidos entre 60 y 75 millones de euros al año. Sin embargo, este business plan no integra eventuales operaciones de crecimiento externo, cuya probabilidad es alta, sobre todo en el mercado de ensayos cerca del paciente. La situación financiera del grupo permitirá la distribución de dividendos excepcionales si éste no concretara tales operaciones.

– En conclusión. Aunque a fines del 2019 habrá que vigilarla la renovación de los contratos con algunos grandes laboratorios estadounidenses, la presentación del plan para 2022 es convincente. Su CEO ha insistido, sobre todo, en la vocación de DIASORIN para convertirse en especialista de los ensayos in vitro, y ha tranquilizado sobre el desarrollo de las pruebas para la tuberculosis y la enfermedad de Lyme, en asociación con QIAGEN. Nosotros conservamos nuestras posiciones en Echiquier Agenor Mid Cap Europe.