¡Descubra nuestro nuevo sitio web!
Dedique un momento a descubrir sus novedades y díganos su opinión.

<< Vuelta a las noticias

¡Accionistas minoritarios, uníos!

La temporada de juntas generales de 2019 llega a su fin. Escenario de varias revueltas de accionistas, la temporada ha sido cuando menos agitada. Los inversores se han tomado más en serio que nunca su responsabilidad: defender los intereses de sus clientes, propietarios, en definitiva, de las empresas en las que invierten. Al hacer oír su voz en las juntas generales, los inversores tienen gran poder para mover las posiciones y actuar en favor de la adopción de mejores prácticas de gobierno corporativo. ¡La época de la autocomplacencia parece definitivamente cosa del pasado!

Pocas juntas generales habrán acaparado tanta atención como la de la empresa química alemana BAYER. Hay que decir que la adquisición de MONSANTO es una de las operaciones que más valor ha destruido de la historia. Tras un debate de 13 horas, los accionistas votaron masivamente en contra de la resolución que solicitaba exonerar a la dirección, hecho bastante raro que destacar. Sin consecuencias sobre el papel, el mensaje de desconfianza enviado al consejo de supervisión y a la dirección es, sin embargo, inequívoco.

Los activistas hacen acto de presencia cada vez más a menudo y no dudan en presentar resoluciones. Aunque a veces pueda criticarse su oportunismo, o su agresividad, estos inversores tienen al menos el mérito de poner en evidencia (¡y en público!) cuestiones de gobierno corporativo. Es el caso, por ejemplo, de SCOR. A pesar de la gran calidad del balance de Denis Kessler, presidente y director general de este grupo de reaseguros, es lógico preguntarse por la existencia de contrapoderes y de un posible plan de sucesión.

 

La unión hace la fuerza

 

Los accionistas también saltaron a la palestra en ESSILORLUXOTTICA. Los directivos, que habían prometido una fusión entre iguales entre el líder mundial en vidrio oftalmológico y el líder en monturas, todavía no han logrado fusionar… ¡sus egos! Una coalición de accionistas minoritarios, inquietos por la parálisis en la toma de decisiones en medio de esta guerra de jefes, propuso el nombramiento de dos consejeros independientes para tratar de salir de la crisis. Por desgracia, sus resoluciones no fueron aprobadas, pero cosecharon entre el 34% y el 44% de los sufragios. Puesto que sabemos que Leonardo Del Vecchio, accionista de referencia del nuevo grupo, ostenta el 31% de los derechos de voto, esto significa que una gran mayoría de los accionistas minoritarios que votaron respaldaron estas resoluciones de accionistas.

 

Más vale prevenir…



Esta «primavera de los minoritarios» es una señal que muestra que los inversores se preocupan cada vez más por las cuestiones de gobierno corporativo, pero también medioambientales y sociales que también han sido objeto de cada vez más resoluciones. Además, recuerda la importancia de mantenerse al margen de las empresas con un gobierno corporativo deficiente. Es una de las conclusiones del estudio sobre la compatibilidad de la ISR y la rentabilidad[1] que publicamos hace unos meses.

En La Financière de l’Echiquier, actor de la ISR desde hace más de diez años, otorgamos una importancia capital al gobierno corporativo. Nos tomamos muy en serio nuestra responsabilidad como inversores. Nuestro enfoque ASG —criterios medioambientales, sociales y de gobierno corporativo— incluye reuniones periódicas con la dirección de las empresas, la adopción de ejes de avance compartidos, así como el ejercicio sistemático de derechos de voto para el 100% de los valores incluidos en nuestros fondos de gestión activa, un esfuerzo que realiza el equipo de gestión en su conjunto.

Aunque nuestro enfoque es siempre benevolente, no dudamos nunca en mostrar nuestro desacuerdo con la dirección cuando lo consideramos necesario. Así, por ejemplo, en 2018 presentamos una resolución en colaboración con otro inversor en la junta general de LATÉCOÈRE. Demostramos, tanto de palabra como con actos, nuestra voluntad de ser más que nunca un inversor responsable y comprometido.

[1] «ISR & Performance» por LFDE, febrero de 2019, La Financière de l’Echiquier