<< Vuelta a las noticias

Informe semanal del 15/05/2019

1) Según parece, el último episodio de la serie de éxito ‘Juego de Tronos’ ha decepcionado un poco a los espectadores. Pero los aficionados a las intrigas geopolíticas y de suspense habrán encontrado algo de consuelo en la reactivación -con gran despliegue mediático- de la saga estrella del último año: ¡la guerra comercial!

Mientras los inversores habían «comprado» la distensión entre Estados Unidos y China, y un acuerdo comercial entre las dos superpotencias parecía estar cercano, Donald Trump ha hecho tambalearse este bonito optimismo. En un tweet publicado el domingo 5 de mayo, el Presidente norteamericano ha amenazado con subir del 10 al 25% las tasas aduaneras sobre 200.000 millones de dólares de productos chinos importados. Y a continuación, ha añadido que 325.000 millones de dólares de productos adicionales también podrían gravarse al 25%, en una segunda fase. La cuestión: un aparente vuelco de China en las discusiones comerciales entre ambos países. En efecto, Pekín habría devuelto a Washington una versión corregida y edulcorada del proyecto de acuerdo comercial, retirando, sobre todo, cualquier compromiso de legislar contra la transferencia forzosa de tecnología, el robo de propiedad intelectual, el acceso a los mercados financieros o incluso la manipulación de la divisa: todos los aspectos cruciales de los que tratan las negociaciones desde hace varios meses.

Tras haber planteado serias dudas sobre su visita, las autoridades chinas finalmente han decidido, a pesar de todo, acudir a Washington el jueves y el viernes, puntualizando que no harían concesiones. El miércoles, con ocasión de una concentración electoral en Florida, Donald Trump ha reiterado sus amenazas, acusando a China de haber «roto el acuerdo». Al mismo tiempo, el Ministerio de Comercio chino ha indicado que -en caso de aumento de los aranceles aduaneros estadounidenses-, se adoptarían contramedidas. A lo cual el jueves siguió una serie de declaraciones que jugaban a dos barajas: Donald Trump ha explicado que se le había presentado una «excelente alternativa» al proyecto de acuerdo y que probablemente se entrevistaría en breve con su homólogo Xi Jinping, antes de anunciar que se había emprendido un trabajo para la tributación de 325.000 millones de dólares adicionales de importaciones chinas.

Finalmente, el viernes, la Administración de EE.UU. ha incrementado oficialmente del 10 al 25% los derechos aduaneros sobre 200.000 millones de dólares de productos chinos. Las autoridades chinas han declarado que emprenderían medidas de represalia. Las discusiones, que han continuado sin llegar a ningún acuerdo, se reanudarán en una fecha indeterminada. A lo largo del fin de semana Donald Trump ha reiterado sus amenazas, pidiendo a China que haga todo lo posible para llegar a un acuerdo, explicando que la situación será «mucho peor» después de 2020 (tras su eventual reelección). De forma más lacónica, a través del portavoz de su Ministerio de Comercio, China se ha limitado a declarar que ella «no sucumbirá a la presión». En este asunto, a día de hoy el riesgo parece ser asimétrico. El escenario de un acuerdo entre ambas partes se había integrado efectivamente en las cotizaciones y, a pesar de la caída de los mercados la semana pasada, se observa una cierta complacencia con respecto a esta situación. Ahora bien, el riesgo de que las discusiones se atasquen y la perspectiva de que el acuerdo se aleje no es pequeño. Y en un caso extremo, la situación podría incluso provocar un resurgimiento de los temores sobre el crecimiento mundial, puesto que la mejora de las perspectivas para el segundo semestre se apoya, en parte, en la tranquilidad de los temas geopolíticos. A pesar de que los mercados evolucionan a unos niveles elevados tras el importante rally de comienzos de año, nos parece oportuno actuar con prudencia y desconfianza. Así pues, hemos cubierto significativamente nuestras carteras, especialmente en los fondos de reparto y diversificados.

2) La Comisión Europea ha vuelto a revisar a la baja sus previsiones de crecimiento para 2019 y 2020. Aunque la revisión ha permanecido moderada para el conjunto de la zona euro (1,2% en 2019 frente al 1,3% anteriormente previsto), en cambio ha sido de envergadura para Alemania, con un crecimiento en 2019 que debería quedarse en el 0,5%, lo que supone una reducción del 0,3% con respecto a la última estimación. La Comisión ha señalado, especialmente, la persistencia de las dificultades en el sector industrial.

3) Selección de valores de la semana: CELLNEX – una operación de transformación que confirma la estrategia

– La actualidadCELLNEX anunció la semana pasada la adquisición de casi 11.000 torres de telecomunicaciones en Francia, Italia y Suiza a las empresas ILIAD y SALT, por un valor total de 2.700 millones de euros. CELLNEX también se compromete a construir 4.000 torres de aquí a 7 años, lo cual representa una inversión adicional de 1.300 millones de euros.

– Nuestro análisis. La sociedad española realiza una operación financiera e industrial de gran envergadura, dos meses después de una ampliación de capital de 1.200 millones de euros. Con esta operación, CELLNEX debería doblar su tamaño de aquí a 2027 para llegar a 1.900 millones de euros en volumen de negocios (900 millones en 2018) y un EBITDA de 1.300 millones. Esta operación valora los activos entre 13 y 14 veces el EBITDA de 2019, y se acompaña de contratos a 20 años (10 años renovables) con ILIAD y SALT.  Una operación importante en el plano financiero, pero aún más en el plano industrial: valida plenamente el discurso del equipo directivo sobre el rol de CELLNEX como socio de los operadores para la externalización de sus torres de telecomunicaciones. Estas últimas están en el meollo de un mercado muy competitivo, en el cual hay numerosos fondos de capital riesgo que intentan recomprar los activos. La capacidad de CELLNEX para realizar operaciones de este tamaño en Europa, con unos protagonistas como SALT e ILIAD, es una buena señal para la continuación de la historia.

– En conclusión. La consolidación del sector en Europa no ha hecho más que empezar… CELLNEX sigue siendo una convicción fuerte de los fondos Echiquier Agenor Mid Cap Europe y Echiquier Major SRI Growth Europe.